Contribuciones a la Economía


"Contribuciones a la Economía" es una revista académica con el
Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas
ISSN 16968360

LA ECONOMÍA DESDE UN ENFOQUE HOLíSTICO

Fredy H. Wompner G. (CV)
Chile
wompner@gmail.com

Resumen

El actual paradigma económico parece no resolver los problemas fundamentales del hombre, la pobreza, la desintregracion social y la falta de sustentabilidad de las actividades económicas nos llevan a un profundo cuestionamiento de su validez actual. Es en este contexto en que lo que denominaremos economía holistica nos entrega un nuevo paradigma con el cual abordar la problemática actual de la humanidad. Su enfoque predominantemente sistemico y centrado en lo humano nos dan entregan un planteamiento mucho mas fresco y aplicable a las condiciones de la humanidad de cara al siglo XXI.


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Wompner G., F.H. “La economía desde un enfoque holistico" en Contribuciones a la Economía, Nº 82, julio 2007. Texto completo en http://www.eumed.net/ce/2007b/ghwg.htm


La situación de la humanidad bajo el paradigma económico actual

No cabe duda hoy en día, que la visión clásica de la economía, que ha sustentado el desarrollo de las políticas económicas en el mundo entero, no ha rendido los frutos que se esperaban, o mas bien señalare que han sido completamente insuficientes, demostrando su completa impotencia ante los graves problemas económicos y sociales de la humanidad.

Ni siquiera el esfuerzo de la emergente economía solidaria muy en boga en algunos países como Brasil, Cuba, China o Francia, y con el único fundamento de que un mundo mejor es posible y que su construcción requiere el desenvolvimiento de una economía alternativa, ha sido suficiente para palear la problemática presente de la economía mundial ya que los enunciados de la economía solidaria aunque validos y esperanzadores no demuestran ser en si, una solución a los problemas actuales de la humanidad. En este contexto podemos señalar el estrecho vinculo entre el deterioro constante de la salud biofísica de la tierra y el estancamiento o la disminución de la calidad de vida de la mayoría de los seres humanos. Una población mundial cada vez mas numerosa, la privatización constante y el aumento de la desintegración social son solo alguno de los problemas. En los informes de las naciones unidas se señala que, luego de aumentar de 1,6 mil millones en el 1900 hasta un poco mas de 6 mil millones hoy en día, se espera que la población mundial alcance los 8 mil millones en el año 2020 y quizás se estabilice alrededor de los 9 mil millones a 10 mil millones hacia el año 2050 (a pesar de los bajos índices de fertilidad). Es decir, la población neta del planeta habrá aumentado en 1800 personas durante el tiempo que toma leer este capitulo. Se estima que unos 3.500 millones de parejas aun no tienen acceso a la planificación familiar.

Las presiones relacionadas con la población y el consiguiente descenso económico, ecológico y político vienen a alimentar la migración interna entre fronteras. La migración desde las zonas rurales hacia las zonas urbanas ha producido mega ciudades, sobre todo en los países en vías de desarrollo. Médicos expertos advierten que se ha producido un deterioro en el ambiente epidemiológico y que enfermedades antiguas, como la tuberculosis, han comenzado a reaparecer, a la vez que han surgido otras nuevas como el Sida.

Los datos globales sobre la privación persistente de los seres humanos resultan aun mas alarmantes. Se estima que hoy día mueren 37.000 bebes de causas relacionadas con la pobreza; existen más de 260 millones de niños que no asisten a la escuela ni primaria ni secundaria; existen 840 millones de personas desnutridas; 850 millones de personas analfabetas; 880 millones de personas no tienen acceso a los servicios de atención medica; 1 mil millones de personas no poseen viviendas adecuadas; 1,3 mil millones de personas ( de las cuales el 70% son mujeres) tratan de vivir con menos de U$ 1 al día, cifra que la década pasad aumento en 200 millones; 2 mil millones de personas no tienen acceso a la electricidad y 2,6 mil millones carecen de instalaciones sanitarias básicas.

Esta miseria se traduce en una desintegración social masiva. Cerca de 1,2 mil millones de adultos están cesantes o bien tienen empleos penosamente pagados. Esto representa un tercio de la mano de obra mundial y constituye el porcentaje más levado desde los años treinta. Mas de 250 millones de niños de entre 5 y 14 años de edad trabajan como obreros. La desigualdad en los ingresos ha aumentado tanto al interior de las naciones como entre las mismas. La participación de los ingresos globales de la quinta parte mas rica del mundo actualmente se calcula que es 74 veces la de la quinta parte mas pobre, diferencia que se ha duplicado durante los últimos treinta años. Según los cálculos de la revista Forbes, la riqueza combinada de las 225 personas más ricas del mundo hoy en día equivale a los ingresos combinados de la mitad mas pobre de la humanidad. Las diferencias sociales cada vez mayores alimentan la rabia, frustración, alineación y la desesperanza.

Todo los datos señalados anteriormente nos fuerzan a revisar completamente la visión que tenemos actualmente de la economía en busca de una desesperada respuesta que nos permita corregir los errores y la falta de resultados de las políticas actuales y enfrentar de una manera mas eficaz la problemática económica de la humanidad.

El enfoque holistico

En principio la teoría económica comienza, según Samuelson por ejemplo, con el problema de la escasez, es decir, una cantidad limitada de factores (trabajo, capital y tierra) frente a las necesidades insatisfechas, la economía pretende resolver la asignación de recursos escasos en la sociedad.

Sin embargo, la pregunta sobre qué es lo que mueve al hombre en su actividad económica es anterior al problema de la escasez; mucho antes de la existencia de la misma economía como ciencia, el hombre se ha hecho esa pregunta.

Según Hal Varian, en la época victoriana, los filósofos y los economistas hablaban de la "utilidad" como indicador del bienestar, una medida de la felicidad.

La búsqueda de la felicidad sería lo que mueve al hombre, al respecto, se remontan a la antigüedad clásica los pensadores que lo sustentan así, podemos citar a Platón y Aristóteles, en primer lugar, pero también a Antístenes, Demócrito, Epicuro y otros. Luego, con el nacimiento de la modernidad, la idea de la búsqueda de la felicidad adquiere nuevas perspectivas con el pensamiento de René Descartes, Baruch Spinoza, David Hume, Thomas Hobbes.

La problemática actual nos lleva a buscar respuestas en aquellos aspectos olvidados o desatendidos en las teorías económicas vigentes. Es en este proceso que surge la conveniencia de pensar en modelos que expliquen la realidad de una manera mas dinámica e integrada, un enfoque sistémico. La idea de una economía dinámica donde la atención en los flujos de recursos alimentando su funcionamiento, no solamente parece no tener ninguna contradicción con las formas de economía estudiadas hasta ahora sino que además constituye un complemento perfecto en la lucha contra las grandes problemáticas de su estudio. Esta idea o concepto de flujo esta muy implícito en todo análisis económico y presente en todo orden de cosas, así por citar algunos ejemplos se encuentra en el análisis de proyectos o en economía donde hablaremos del flujo circular de la renta. En síntesis el conceptualmente el flujo esta relacionado a su raíz etimológica, que viene de algo que fluye o esta en continuo movimiento de un lugar a otro y que en el ámbito económico generalmente representa traspasos o transferencias de recursos de un sector a otro, recursos que pueden ser financieros, económicos, tecnológicos, intelectuales o simplemente bienes y servicios.

El concepto de flujo es muy importante desde el punto de vista empresarial, y como ya mencionamos esta presente en todo orden de cosas dentro de la economía, pero nos remitiremos a su primera esencia u origen, ya que es aquí donde se generan las expectativas transformadoras que rigen el cambio de los países, las regiones y las ciudades.

En principio el sistema económico debe convertirse en canal de flujo que una las fuentes de los recursos con las necesidades latentes de la sociedad. Estos círculos virtuosos solo pueden venir de una conciencia colectiva despierta y preocupada por la humanidad, por lo tanto las actividades humanas deben estar en armonía con el entorno, su sustentabilidad y la realización personal de cada miembro de la sociedad, logro que solo es posible cuando la sociedad asume colectivamente ciertos valores (como por ejemplo la valoración por la paz que surgió después de la 2ª guerra mundial). Es en esta situación cuando la sinergia y las externalidades positivas fluyen dentro del sistema, la atención de la sociedad se encuentra invertida en logros desafiantes (derrotar la pobreza, el hambre, la enfermedades, etc…) pero realistas en términos de su capacidad y potencial para lograrlo. Así, los estados de flujo dependen de dos situaciones: la búsqueda del logro de un objetivo social que nos lleva más allá de nuestros limitaciones, y la adquisición o el descubrimiento de las capacidades necesarias para lograrlos. Se genera, así, un proceso continuo que no acaba, definido por un ir continuamente traspasando las propias limitaciones (recordemos tan solo la carrera espacial) y logrando nuevas capacidades, hasta el infinito o hasta que lamentablemente surja nuevamente la desconfianza, el miedo y un circulo vicioso.

El grafico expuesto nos representa esta situación, solo el equilibrio que minimice el derroche y la acumulación nos llevara al estado de ser canal de flujo, al contrario, si existe una capacidad mayor que el desafío, sobreviene la acumulación (A2); y si el desafió es mayor que la capacidad sobreviene el derroche (A3). Para que lo primero no suceda y lograr un estado de flujo, la sociedad deberá de aumentar sus metas, sueños y desafíos y en el segundo caso necesitara aumentar sus capacidades a través de la educación y el conocimiento.

Sin embargo, las situaciones de flujo (A1 y A4) no son estables. Si la sociedad continúa preparándose, educándose, instruyéndose, perfeccionándose, su capacidad aumentará, y deberá plantearse nuevos desafíos para lograr superiores estados de flujo (Si estamos hablando de flujo de efectivo o flujo de bienes), Estamos hablando de manejar una mayor corriente de dinero, o de bienes y servicios). Es ésta, entonces, una situación muy dinámica y de mucho poder, donde el dominio de circunstancias esta a la mano, y en donde los términos en cualquier negociación juegan a favor de la región o localidad que actúa como canal. No se puede gozar la misma situación por períodos largos. Sin embargo, sería una falacia creer que es ésta una situación mecánica, ya que no lo es, esto es dinamismo puro. Lo que cuenta no son los sueños-objetivos o desafíos y las capacidades o talentos en sí, sino que la percepción que tiene la sociedad de los mismos.

Durante nuestra evolución, las sociedades y los seres humanos han venido desarrollando áreas en las que los estados de flujo están particularmente presentes. Por ejemplo, en las artes, la cultura (recordemos la antigua Grecia y toda su sabiduría); o en la mística, y también en los negocios exitosos. Tenemos de esto abundantes testimonios en todas las culturas, Japón es un ejemplo de cómo llevó su arte y su mística, de la edad media a la era actual a los negocios. Puede que en la actualidad las experiencias de los estados de flujo tiendan a darse sin resonancia religiosa o sobrenatural. Sin embargo, debemos reconocer una constante: que el deseo de obtener experiencias de este tipo es uno de los objetivos de nuestra conducta de búsqueda de experiencia diaria, con frecuencia asociándolos a nuestra búsqueda de calidad de vida bonanza y felicidad.

Sea como sea, lo que aparece en las investigaciones que se han venido realizando acerca de los círculos virtuosos y su dinámica, es que los flujos de recursos son posibles construirlos a diario y en relación con diversas actividades, y en donde más se perciben es en el ámbito de los negocios; que tienen su propia mecánica que es posible reproducir y experimentar: no se trata de “estados de gracia” o dones sobrenaturales. Sino de una mirada integral de las relaciones que se producen entre cada ser humano y que hacen despertar una conciencia colectiva que nos impone grandes desafíos que solo es posible cumplirlos si ampliamos una y otra vez nuestra capacidad creando cada dia un circulo virtuoso dentro de la economía.

Lo anterior nos lleva a un nuevo punto, ya que generalmente cuando la ciencia económica no es capaz de resolver un problema debe plantearse un nuevo paradigma tal es el caso de la economía holisitica. La economía holistica plantea un objetivo distinto, mientras en la economía tradicional se trata de encontrar la asignación de los recursos que resulte mas eficiente, la primera solo representa un medio que persigue dotar al ser humano de los recursos necesarios para alcanzar su realización dentro de la sociedad.

Por otra parte la economía holistica no solo se preocupa de medir los efectos o relaciones directas que surgen dentro de la economía sino que además se preocupa por las sinergias o externalidades que surgen de las fuerzas actuantes dentro del sistema.

Los objetivos específicos del enfoque holisitico corresponden a los siguientes:

  • Mejorar la distribución del ingreso.
  • Garantizar la sustentabilidad del medio.
  • Generar sinergias y otras externalidades de la interacción de las fuerzas actuantes en la economía.
  • Asegurar la educación, salud, trabajo y protección social a cada ser humano como base para su realización personal.
  • Promover el desarrollo de los talentos y capacidades de cada individuo en beneficio de la sociedad.
  • Combatir las fallas de mercado y otros efectos adversos al desarrollo de la sociedad.

Las principales diferencias entre el modelo tradicional y el holistico se plantean en la siguiente tabla:

Enfoque holistico

Enfoque tradicional

Se centra en el hombre y la economía queda en segundo plano.

Se centra en la economía y el hombre queda en segundo plano.

Las necesidades siguen un patrón y son identificables y medibles.

Las necesidades no siguen un patrón y por tanto son difíciles de identificar y medir.

Promueve una mejor distribución y equidad social.

Promueve la generación de riquezas.

Persigue el equilibrio del sistema.

No logra el equilibrio

Es sustentable

No es sustentable

Es consecuente con la religión

No es consecuente con la religión.

El paradigma económico a través del tiempo a experimentado un constante cambio de posturas y teorías explicativas de la realidad. El modelo Ricardiano dio paso al modelo Clásico y este a su vez al Neoclásico y asi respectivamente hasta llegar al actual modelo Neokeynesiano que en la actualidad presenta serios cuestionamientos en cuanto a su capacidad de dar solución a los problemas mas fundamentales que hoy enfrenta la humanidad. Es por esto que se hace imprescindible pensar en un nuevo modelo capaz de interpretar adecuadamente la problemática actual y proporcionar al menos una expectativa de que es posible darle solución. Este nuevo enfoque esta dado por la economía holistica y su sustento ideológico se basa en el análisis sistémico

Evolución del paradigma económico:

 

Criterio a utilizar

Pensamiento Económico

Realista

Ricardiano

Clásico

Neoclásico

Funcional

Keynesiano

Neokeynesiano

Integral

Holistico.

Uno de los puntos que distingue claramente el enfoque tradicional del holistico es la atención que se pone en las sinergias y externalidades positivas en este ultimo. Como consecuencia de un análisis sistémico e integral de la economía el enfoque holistico se preocupa por profundizar en los resultados sinérgicos que se producen a partir de un acontecimiento económico, este es el caso del denominado efecto San Mateo (Martinez E.,2007), que describe las desigualdades que se generan a partir de la educación.

Implicancias del enfoque holistico

a) El análisis de la distribución del ingreso

Uno de los primeros puntos a relacionar y poner en el tapete de la discusión es el tema de la distribución del ingreso, muy cuestionada en los países subdesarrollados; donde probablemente la raíz del problema se encuentre en la constante vinculación de este tema con consideraciones sociales, que no carecen de fundamentos pero que distraen la atención de un análisis puramente económico. Lo anterior lo podemos comprender mejor si observamos el siguiente esquema del flujo circular de la renta.

Para analizar de una más manera integral, el impacto de la distribución del ingreso en la economía nos remitiremos a analizar el flujo circular de la renta y las implicancias que visualizaremos en los distintos escenarios.

Conviene precisar que el flujo circular de la renta simboliza todas las transferencias económicas que se producen entre los 3 grandes sectores de una economía; las familias, las empresas y sector publico o gobierno.

Las familias son las que aportan la fuerza laboral y se desempeñan en las empresas percibiendo por ello remuneraciones (un flujo monetario). Pero también las familias necesitan acudir al mercado de bienes y servicios, donde se encuentran las empresas, para adquirir alimentos, vestuario y todo lo necesario para su subsistencia, debiendo por ello comprar o cancelar el precio de los bienes adquiridos, lo que representa otro flujo monetario. Así existe una corriente de entrada y salida de flujos entre las familias y las empresas.

Por otro lado las empresas que perciben un flujo por la obtención de subsidios o franquicias provenientes de los organismos de capacitación y fomento productivo del gobierno, deben también cancelar impuestos, teniendo a la vez, un flujo monetario de salida. Así también existe una corriente de entrada y salida de flujos entre las empresas y el gobierno.

De igual forma el gobierno entrega educación, salud y subsidios en general a las familias, pero percibe también de ellas la recaudación de impuestos masivos como los impuestos al valor agregado o a la renta. Existiendo también una corriente de entrada y salida de flujos entre las familias y el gobierno.

Este análisis es valido para la economía de cualquier país pequeño o grande y por ende ampliable a economías mas complejas y globalizadas, pero donde esta verdaderamente el problema. Volvamos al esquema del flujo circular de la renta y veamos como intencionalmente representamos el flujo de las remuneraciones y los subsidios que perciben las familias con flechas mucho mas delgadas o finas que las que representan los flujos que perciben las empresas o el sector publico. Esta desproporción simboliza la mala distribución del ingreso existente en los países del tercer mundo y se traducen en pobreza, hacinamiento y privaciones de muchos hogares y familias en el planeta. Pero como ya señalamos al principio no es solamente eso, sino que además es un despropósito muy grande, pues es una grave falla de la economía, donde se interrumpe, se detiene o se retarda la dinámica de la circulación espontánea de flujos monetarios en la economía. Dicha perturbación es equivalente a una carretera que se estrecha cada vez mas cuyo resultado es un atoramiento masivo de vehículos y que en este caso, imposibilita el crecimiento y desarrollo en los países.

b) El equilibrio en los mercados

El equilibrio en los mercados es una situación ideal que es ampliamente buscada por economistas y gobernantes, en ese punto oferentes y demandantes coinciden en sus apreciaciones y se materializa la transacción entre ellos, de esta forma se evitan el derroche de recursos o la escasez de ellos. Pero la situación que esta implícita en este hecho la existencia de un flujo efectivo entre oferentes y demandantes, es decir una situación dinámica que es favorable propiciar y cuyas variables que la condicionan (expresión n°1) tienen también elementos dinámicos muy potentes que hasta ahora no han sido destacados en la discusión económica pertinente.

Expresión n°1

Demanda = función del (Precio del bien, Precio de bienes relacionados, Gustos y preferencias, Ingreso, Expectativas futuras)

Oferta = función del (Precio del bien, Precio de materias primas, Tecnología, Impuestos o subsidios, Expectativas futuras)

Uno de los elementos a los que nos referimos son las expectativas futuras y su valor, de vez en cuando, queda latente cuando se implementa alguna campaña publica como el “piense positivo” que tuvo lugar en nuestro país hace un par de años o cuando algún evento deportivo, religioso o social como podría ser un mundial de fútbol, una visita papal o una fecha como navidad o año nuevo, se celebra. En ese momento consideraciones como el precio mismo, o la calidad de un producto parecen quedar en segundo plano, si sirven a un fin mayor como participar o estar presente en un evento de dicha naturaleza y el flujo efectivo de bienes y servicios comienza a gestarse de manera voluminosa y es facil apreciar como en los momentos previos a eventos o celebraciones de esta naturaleza se incrementan considerablemente el volumen de las transacciones comerciales. Pero no solamente debemos restringir el concepto de las expectativas futuras a un par de días en particular, sino que podemos extender este concepto al largo plazo, si la economía de un territorio es prospera y una gran cantidad de proyectos y negocios comienzan a gestarse allí, de esta forma un estado prolongado de optimismo lograra un mayor flujo efectivo de bienes y servicios y un nivel de bienestar mas alto dentro de los integrantes de ese mercado.

No es de extrañar que en lo que respecta a la expresión misma de la oferta y demanda de un bien, haya coincidencia en la dependencia en común que se produce del precio del bien y de las expectativas futuras,. Esto se explica porque el precio del bien, en si mismo, esta condicionado por las expectativas futuras. O dicho de otra forma la valoración que realizamos de un objeto en particular esta altamente condicionada a las expectativas futuras que nos formamos de el medio en que estamos insertos y de la importancia que dicho bien represente para nosotros en el corto, mediano y largo plazo. Así por ejemplo, si existe una expectativa positiva de que el año próximo sera prospero y exitoso, tenderemos a considerar indispensables ciertos servicios que probablemente en otras circunstancias prescindiríamos de ellos y asignar, de esta forma, a dichos bienes un valor mayor exclusivamente a raíz de la existencia de esta expectativa positiva.

c) Los modelos de valoración y asignación de recursos

Los mercados a través de los años a experimentado una notoria evolución que ha ido desde el predominio del patrón oro (6.000 A.C hasta siglo XIX D.C) como mecanismo regulador de la asignación de recursos financieros y generación de riqueza y valor. En este modelo la riqueza de una economía era valorada en términos de la cantidad de oro que pudiese disponer para respaldar cualquier operación. Pero este modelo era ineficiente para valorar mercados que experimentaran un crecimiento relativamente rápido, como lo fue el iniciado por el gran desarrollo industrial de las superpotencias o naciones mas desarrolladas del mundo y surgió la necesidad de un mecanismo de asignación de valor que incorporara estos elementos, así el modelo del patrón patrimonio, permitía una valoración mas apropiada al asignar valor a todo lo que tuviese en inventario una empresa u organización. En este contexto las instituciones asignaban valor a terrenos, construcciones, muebles, títulos, marcas, documentos de deudas, acciones y todo activo que se contabilizase en la empresa, lo que permitía una mayor eficiencia en los mercados posibilitando el acceso al financiamiento de una mayoría mas amplia de empresas e instituciones, pero esta nueva tendencia también resultaba ineficiente a la hora valorar negocios o proyectos que se desarrollen mas a largo plazo y que carezcan del patrimonio necesario para respaldar su financiamiento, pero que generarían un alto impacto social y económico como lo son las empresas del rubro energía, telecomunicaciones o tecnología en general. Así nace la idea de hablar de un nuevo patrón de referencia en la valoración de los mercados: “El patrón expectativa futura”.

Este nuevo patrón de referencia a la hora de valorar y financiar proyectos y empresas, esta muy presente en los mercados de capitales de todo el mundo globalizado y no es de extrañar que frente a la menor duda o sombra de una expectativa futura pesimista se tambaleen las bolsas de comercio y sus índices bursátiles experimenten severas caídas. Este fenómeno podemos reconocerlo claramente en varios momentos de la ultima década. Uno de estos momentos se vivió cuando los dos Boing 737 repletos de pasajeros se estrellaron contra las torres gemelas en Nueva York el 11 de Septiembre del 2001, principal símbolo de la prosperidad norteamericana en el ultimo siglo. En ese instante y después de conocida la noticia Wall Street comenzó una caída que se prolongo hasta varios días después, una vez que se asimilo la tragedia y retorno la calma. Algo parecido ocurrió en 1993 cuando el expresidente George Busch tuvo un desvanecimiento durante una reunión en Japón y en el 2004 cuando un atentado a un tren repleto de pasajeros sacudió Madrid. En todos estos instantes el terror, desconcierto y pánico imperante han transmitido a los mercados una expectativa marcadamente pesimista y negativa que se tradujeron en perdidas millonarias de las principales bolsas del mundo. Es en este instante, donde quiero detenerme en una interesante reflexión.

Si es la expectativa que tenemos del futuro la que determina la prosperidad y riqueza de nuestros mercados y las principales economías del mundo, porque no generar un nivel mayor de riqueza en función de fomentar y propagar una expectativa con ribetes positivos y alentadores, este el enfoque holistico que quiero destacar en este análisis. Ya en nuestro país, hace un par de años atrás (2000-2001), cuando preocupaba un estancamiento económico prolongado y ni las reiteradas bajas en la tasa de interés, ni los atractivos subsidios del estado, lograban revertir la situación, debuto una iniciativa de esta naturaleza, la campaña que fue principalmente televisiva y radial, se baso en un video que transmitía el mensaje “piensa positivo”. Esta campaña logro lo que ningún otro esfuerzo publico había logrado antes y la tendencia frenadora finalmente se quebró dando paso a un nuevo periodo de crecimiento. Entonces en vista de los acontecimientos y resultados observados podemos empezar a creer que el factor “expectativas futuras” juega un rol muchísimo mas importante del que hasta la fecha hemos creído en la economía mundial y es el momento de aumentar el conocimiento en esta área, desarrollando políticas, programas y planes de gobierno que basen su acción sobre este supuesto. Estos serian por supuesto políticas que deberán tener un alto contenido holistico para poder lograr su objetivo.

En esta área, estos son los desafíos y los grandes cambios que el nuevo milenio nos trae, una nueva economía, donde el valor del futuro, esta en el hoy, donde es importante generar lazos de confianza, optimismo y amor que colaboren a generar riqueza en los mercados, riqueza que ayuda a palear y socavar el sufrimiento de la humanidad, especialmente de la parte de la humanidad mas vulnerable y pobre. Y es dentro de este contexto que podríamos esperar hablar dentro de 100 o 200 años mas de este nuevo milenio, el hablar del patrón “Proyección futura” con un enfoque holistico, como un mecanismo de asignación de recursos y valor mas eficiente y sostenible que los modelos anteriores.


Bibliografía

Martinez E., 2007. Radiografía de la economía Latinoamérica, Grupo Eumed, Universidad de Málaga, España. Disponible en www.eumed.net/ecolat/cl

Martin Khor,2007. La economía occidental y la necesidad de un nuevo paradigma, Red del Tercer Mundo.

Jackson M., Pensamiento Sistémico: Holismo creativo para gerentes, Universidad de Hull, Reino Unido, 2005

Chavez Jorge A.,Conciencia ecológica y cambio de paradigma economico.

J. Bartholomew, Objetivos, agenda y recomendaciones políticas para la Economía Ecológica. En Desarrollo sostenible y políticas económicas en América Latina, comp. Olman Segura, DEI, Sabanilla, M. de Oca, Costa Rica, 1992, pp. 35 - 52.

J.A. CHAVES, Un aporte necesario: la teología y el desarrollo tecnológico, En

Senderos, Año XV, Nº 45 Setiembre - Diciembre 1993, San Pedro de Montes de Oca, C.R., pp. 1 - 40.

J. COBB, Ecología, ética y teología, en Economía, ecología, ética. Ensayos hacia una economía en estado estacionario, Herman E. Daly, compilador, Fondo de Cultura económica, México, D.F., 1989., pp. 170 - 184.

H.E. Daly, Introducción a la economía en estado estacionario, en Economía, ecología, ética. Ensayos hacia una economía en estado estacionario, Herman E. Daly, compilador, Fondo de Cultura económica, México, D.F., 1989, pp, 11 - 43.

H.E. DALY, La economía como ciencia de la vida, en Op. cit. 1989, pp. 247 - 261.

C.A. QUESADA MATEO, Marco conceptual para la definición del desarrollo, sostenible, En Desarrollo sostenible y políticas económicas en América Latina, comp. Olman Segura, DEI, Sabanilla, M. de Oca, Costa Rica, 1992, pp. 61 - 70.

E.F. SCHUMACHER, La edad de la abundancia: una concepción cristiana. En Economía, ecología, ética. Ensayos hacia una economía en estado estacionario, Herman E. Daly, compilador, Fondo de Cultura económica, México, D.F., 1989, pp. 136 -146.

VARIOS, Declaración de Oxford sobre la fe cristiana y la economía, Oxford, enero 1990, pp. 1-11.

De Souza Silva, J. El Cambio de Época, el Modo Emergente de Generación de Conocimiento y los Papeles Cambiantes de la Investigación y Extensión en la Academia del Siglo XXI. Trabajo invitado para la “I Conferencia Interamericana de Educación Agrícola Superior y Rural”, organizada por el IICA, realizada en Panamá, 16-19 de noviembre de 1999.

Mahbub ul Haq, El paradigma del desarrollo humano, revista de la OIE, noviembre de 2003.

Michel C. Jackson, Pensamiento sistemico: Holismo creativo para gerentes. Universidad de Ull, Reino Unido, 2003.

Bachelard Gaston, La Formación del espiritu cientifico, Mexico, Editorial Siglo XXI, 1991.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Contribuciones a la Economía

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

10 al 27 de
abril
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Ética, Gobernanza y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

7 al 26 de
mayo
VII Congreso EUMEDNET sobre
Historia y Ciencias Sociales

6 al 25 de
junio
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Sostenible y Población

8 al 25 de
julio
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera

 

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet